INFORMACIÓN AL USUARIO

derechos
y deberes

Derechos del paciente

  • A que se respete su dignidad humana, la autonomía de su voluntad, su intimidad y su personalidad, sin que puedan ser discriminados por motivos de salud mental o física, raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional, étnico, indígena o social, patrimonio, nacimiento, edad o cualquier otra condición.
  • Al reconocimiento de su personalidad jurídica y de su capacidad en igualdad de condiciones con las demás personas en todos los aspectos de la vida. Tienen también derecho a recibir, conforme a la ley, el apoyo que puedan necesitar en el ejercicio de su capacidad, con salvaguardias adecuadas y efectivas para impedir los abusos.
  • A la libertad y seguridad personales. No se les privará de su libertad ilegal o arbitrariamente y cualquier medida de privación de su libertad será adoptada de conformidad con la ley. 34 Se respetará, en particular, el principio de restricción mínima del paciente de salud mental35 y, en caso de ingreso o tratamiento no voluntario, todas las garantías así como el derecho del paciente a ser tratado en las mismas condiciones deontológicas y científicas que cualquier otro paciente y en condiciones materiales comparables, respetando su derecho a recibir tratamiento y cuidados apropiados.
  • A la protección de su integridad física y mental y, en consecuencia, a no ser sometidos a tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes y a ser protegidos contra todas las formas de explotación, violencia y abuso, incluidos los aspectosel género. En particular, nadie será sometido a experimentos médicos o científicos sin su consentimiento libre e informado.
  • A conocer y recibir información sobre los protocolos y procedimientos reglados bajo los que se aplicarán las medidas de contención mecánicas en caso de ser éstas necesarias.
  • A gozar del más alto nivel posible de salud física y mental sin discriminación por motivos de su salud mental y a acceder, en tiempo razonable, a los servicios de salud en general y a los que necesiten específicamente como consecuencia de su salud mental, incluidas la pronta detección e intervención.
  • A que se les asigne un facultativo cuyo nombre se les dará a conocer, que será su interlocutor principal con el equipo asistencial y asumirá las funciones de facultativo responsable.
  • A que se preserve su intimidad y la confidencialidad de los datos referentes a su salud, su tratamiento y de toda la información relacionada con su proceso y su estancia hospitalaria.
  • A no ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, familia, hogar, correspondencia o cualquier otro tipo de comunicación, o de agresiones ilícitas contra su honor y su reputación.
  • A dar o negar su consentimiento a toda actuación en el ámbito de la sanidad. El consentimiento, que debe obtenerse después de que el paciente reciba una información adecuada, se hará por escrito en los supuestos previstos en la Ley.
  • A que quede constancia, por escrito o en el soporte técnico más adecuado, de la información obtenida en todos sus procesos asistenciales, realizados por el servicio de salud tanto en el ámbito de atención primaria como de atención especializada. El paciente tiene el derecho de acceso, con las reservas previstas en la Ley, a la documentación de la historia clínica y a obtener copia de los datos que figuran en ella, debiendo los centros sanitarios regular el procedimiento que garantice la observancia de estos derechos. 50 El contenido de la hoja clínica del paciente, su uso, conservación y custodia, así como los derechos de acceso están sujetos a lo previsto en los artículos 14 a 19 de la LAPAc y otras disposiciones pertinentes.
  • A que se le faciliten los certificados acreditativos de su estado de salud y a recibir del centro o servicio sanitario, una vez finalizado el proceso asistencial, un informe de alta, incluso en caso de alta voluntaria. Tendrán derecho también a no aceptar el tratamiento prescrito y a obtener el alta en las condiciones previstas legalmente.
  • A ser advertidos de si los procedimientos de pronóstico, diagnóstico y terapéuticos que se le apliquen pueden ser utilizados en función de un proyecto docente o de investigación, que, en ningún caso, podrá comportar riesgo adicional para su salud. En todo caso será imprescindible la previa autorización y por escrito del paciente y la aceptación por parte del médico y de la Dirección del correspondiente Centro Sanitario, sin menoscabo de la normativa aplicable en materia de investigación y ética. Los pacientes que participan en una investigación son titulares de los derechos enunciados, entre otros, en la Convención para la protección de los derechos humanos y la dignidad del ser humano con respecto a las aplica acciones de la Biología y la Medicina, hecho en Oviedo el 4 de abril de 1997; 53 la Ley 14/2007 de Investigación biomédica y la Declaración de Helsinki sobre Principios éticos para las investigaciones médicas en seres humanos, aprobada por la Asociación Médica Mundial.
  • A que prevalezca siempre su bienestar sobre todos los otros intereses, en caso de participar en una investigación médica en seres humanos.
  • A que prevalezca siempre su bienestar sobre todos los otros intereses, en caso de participar en una investigación médica en seres humanos.
  • A beneficiarse de tratamientos y cuidados dispensados por personal suficientemente cualificado, sobre la base de un tratamiento personalizado apropiado 57 que, en cualquier caso, estará destinado a preservar y estimular su independencia personal. La medicación deberá ser prescrita por un profesional de salud mental autorizado por la Ley y se registrará en el historial del paciente, responderá a las necesidades fundamentales de salud del paciente y sólo se le administrará con fines terapéuticos o de diagnóstico y nunca como castigo o para conveniencia de terceros.
  • A obtener los medicamentos y productos sanitarios que se prescriban para promover, conservar o restablecer su salud, en los términos que reglamentariamente se establezcan por la Administración del Estado.
  • A formular por escrito sus instrucciones previas, pudiendo designar un representante a los efectos de que éste sirva como interlocutor del otorgante con el equipo sanitario para procurar el cumplimiento de las instrucciones previas. Las instrucciones previas podrán revocarse libremente en cualquier momento dejando constancia por escrito.
  • A participar en organizaciones y asociaciones que les representen en sus relaciones con los SSMPA y a que dichas organizaciones sean reconocidas y apoyadas por los SSMPA y participen en la elaboración y aplicación de políticas y programas relacionados con la salud mental.
  • A utilizar las vías de propuesta de sugerencias en los plazos previstos, debiendo recibir respuesta por escrito en los plazos que reglamentariamente se establezcan.
  • A formular reclamaciones y obtener, en su caso, compensaciones por los daños sufridos, teniendo en cuenta lo establecido en el artículo 9 de esta Carta.

Deberes
del paciente

  • Entregar información veraz acerca de su enfermedad, identidad y dirección.
  • Conocer y cumplir el reglamento interno y resguardar su información médica.
  • Cuidar las instalaciones y equipamiento del recinto.
  • Informarse acerca de los horarios de atención y formas de pago.
  • Tratar respetuosamente al personal de salud.
  • Informarse acerca de los procedimientos de reclamo.